Leonardo Padura

Alfonso Salazar, texto. Joaquín Puga, fotografía.

Deja un comentario