Las cosas que hemos visto con Mariano

Nacho Mendiguchía

Una fuerza del pasado

Para recordar a Mariano esta noche en La Tertulia, un espacio tan vinculado a los primeros años de nuestra larga amistad, quiero compartir un poema de Pier Paolo Pasolini por el que sentíamos ambos una especial atracción. Pasolini fue, desde luego, una referencia clave para nosotros y a su obra hemos dedicado varios trabajos a lo largo de los años, ya desde la época de Olvidos de Granada. El poema, un fragmento de un texto más amplio en realidad, condensa en pocas líneas algunos de los temas y contradicciones esenciales del poeta de la desesperada vitalidad; una categoría existencial, por cierto, con la que Mariano tendía a identificarse.
Existía, además, un segundo motivo para nuestra predilección por este texto: Orson Welles, otra de las afinidades electivas de Mariano y a quien, según contaba con comprensible orgullo, había tenido la fortuna de saludar en Almería en cierta ocasión (relacionada con el rodaje de La isla del tesoro, me gusta imaginar a mí).

Pues bien, En La Ricotta, mediometraje dirigido por Pasolini en 1963, Welles encarna a un director de cine, trasunto del propio Pasolini, que está filmando una recreación de la Pasión cristiana. En una secuencia inolvidable, Welles lee estos versos en un ejemplar de Mamma Roma que sostiene en sus manos.

Soy una fuerza del Pasado.
Mi amor está sólo en la tradición.
Vengo de las ruinas, de las iglesias,
de los retablos, de los pueblos
abandonados en los Apeninos o los Prealpes,
donde vivieron los hermanos.
Vago por la Tuscolana como un loco,
por la vía Apia como un perro sin dueño.
O contemplo los crepúsculos, las mañanas
sobre Roma, sobre la Ciociaria, sobre el mundo,
como los primeros actos de la Posthistoria,
a los que asisto, por privilegio del registro,
desde el confín de una edad
sepultada. Monstruoso es el que ha nacido
de las vísceras de una mujer muerta.
Y yo, feto adulto, merodeo
más moderno que cualquier moderno
en busca de hermanos que ya no están.

Postdata

En el acto celebrado en La Tertulia me hubiera gustado mostrar la secuencia de La Ricotta en la que Welles lee el poema. Allí no fue posible; pero, como puede suponerse, resulta fácil encontrar esas imágenes en la red. Por ejemplo, en

La Ricotta


Incluyo también aquí el texto original:

Io sono una forza del Passato.
Solo nella tradizione è il mio amore.
Vengo dai ruderi, dalle chiese,
dalle palle d’altare, dai borghi
abbandonati sugli Appennini o le Prealpi,
dove sono vissuti i fratelli.
Giro per la Tuscolana come un pazzo,
per l’Appia come un cane senza padrone.
O guardo i crepuscoli, le mattine
su Roma, sulla Ciociaria, sul mondo,
come I primi atti della Dopostoria,
cui io assisto, per privilegio d’anagrafe,
dall’orlo estremo di qualche età
sepolta. Mostruoso è chi è nato
dalle viscere di una donna morta.
E io, feto adulto, mi aggiro
più moderno di ogni moderno
a cercare fratelli che non sono più.
[Pier Paolo Pasolini: Le poesie di Mamma Roma, 1962]


Comparte

Deja un comentario