Manuel Falces

Galería

Manuel Falces López (Almería, 1952-2010), fotógrafo y ‘padre’ del Centro Andaluz de la Fotografía es una de las referencias de la fotografía contemporánea española. Falces está vinculado desde a la segunda etapa de la revista Nueva Lente (1971), dirigida por Jorge Rueda. Fue con el ‘Proyecto Imagina’, donde aporta su labor de gestor cultural y de fotógrafo, personal y creativo, con sus exposiciones El Tránsito, 1970-1990 y Contrapunto Mediterráneo.
En 1973, Falces reconoce distintas etapas en su trayectoria: una etapa inicial de encuentro con la realidad; otra, de predominio de los objetos; y después en la que se produce su gran evolución, con la fotografía como instrumento de ensayos en los que el fondo se impone a la forma. En su libro Introducción a la fotografía española (premio de la Universidad de Granada, 1975) realiza una profunda crítica contra la fotografía oficial en España.
El historiador de la fotografía, Manuel Santos considera a Manuel Falces uno de los pioneros de la fotografía contemporánea, que se adelanta con sus imágenes de los 70.
El Tránsito es una antología de la fotografía de Falces entre 1970 y 1990. Aquí están sus primeros fotomontajes, “se trataba de romper lo establecido, era el espíritu de Nueva Lente”. Y esta fotografía que emana subversión de lo real, se convierte así en una imagen de contestación, en la que Manuel Falces aparece junto a Jorge Rueda, Joan Fontcuberta, Pere Formiguera, Rafael Navarro, José Miguel Oriola, Antonio Gálvez.
Con La memoria y la Luz realiza con Valente un periplo por Cabo de Gata, muy cercano a la inspiración del fotógrafo. Fruto de los itinerarios con el poeta nace también Las ínsulas extrañas, por los lugares andaluces de San Juan de la Cruz. Falces pondrá epílogo a este hermanamiento de imagen y poesía en José Ángel Valente, para siempre la sombra. El encuentro del fotógrafo con el poeta, en Almería, determina una forma creadora del fotógrafo, en el que confluyen mística, poética e imagen.
Otro escenario está en las series de La Habitación Secreta, cuatro propuestas sobre espacios interiores, lugares y edificios abandonados, en ruinas, en los que el fotógrafo sorprende por la atmósfera poética más allá del lugar físico.
Manuel Falces entiende que las influencias sobre la fotografía hay que buscarlas más en la pintura que en el cine: “Es lógico que el proceso de influencias, afecte a la fotografía por la vía que le es más próxima, la pintura y no el cine como creen algunos. La influencia cinematográfica sería secundaria, en nuestro país más que en ningún otro. La construcción, en cuanto a forma, responde al esquema pictórico”.
Al final de su trayectoria, Falces realiza su peculiar radiografía almeriense en Almería, un lugar en el tiempo. Más extraño es el libro Temperamento fotográfico (Fundación César Manrique, Lanzarote), en el que Falces desarrolla un ensayo sobre su periplo dialéctico y de inspiraciones, entre autores, filosofía, poética e imagen. El epilogo se sitúa en Las catedrales del agua, una inmersión en el paisaje, en la arquitectura y en la tecnología, en sintonía con su actitud poética en la fotografía.

Comparte

Deja un comentario